Entrevista a Lola Dueñas

La famosa actriz madrileña Lola Dueñas nos concedió una entrevista en el marco del festival hispánico Cine Horizontes, Marsella. Habló de su pasión por el teatro, su última película y su relación con Pedro Almodóvar.

Bueno, primero queríamos saber ¿Qué tal Francia, ¿qué tal le parece?

¡Me encanta Francia! Yo vivía en París.

Ah, ¿Cuánto tiempo?

Estuve cuatro años y medio, es que como rodaba normalmente casi todos los años la mitad del año en España, pues hacía como medio año en Francia y medio año en España.

Si tuviera que trabajar con un actor o una actriz en particular, ¿cuál sería?

Pues mira, sería Adele. Y voy a rodar un cortometraje con ella, de chicas buenas, y hay muchos actores que me gustan como Phillippe Torreton, pero ya rodé con él una peli: La pièce manquante. Este actor es buenísimo. Luego, seguro, salgo y me acuerdo de miles, sabes, pero déjame pensar un poco y luego os lo digo. ¡Hay muchos actores que me encantan! Me encanta Juliette Binoche, ¡maravillosa!

Marina Giraud y Martin Bleyra con Lola Dueñas

Antes de venir aquí hemos visto su peli Viaje al cuarto de una madre

Ah, es preciosa. Además, a ti te pilla la edad.

Justamente me suena porque es, como Leonor se va fuera de su casa, lejos de su casa, lo estamos viviendo nosotros. Nos identificamos un poco con la peli. Queríamos saber, ¿cómo se hizo para grabar esta peli?

Pues, mira, rodamos en el pueblo de la directora, que es un pueblo muy chiquito de Sevilla, de la provincia de Sevilla. Había muy poco dinero, el rodaje era cuatro semanas. Pero un equipo maravilloso, desde la directora que es un talento, de una sensibilidad, de una bondad, tiene un corazón… Hasta su familia, su madre fue la que me enseñó a coser. Yo me fui tres meses y medio antes de empezar el rodaje al pueblo para aprender a coser. Pero es muy laborioso porque son gestos adquiridos de años.

Se nota en la peli.

Desde luego, comí mucho para engordar. Yo no soy madre, en fin, me pillaba muy lejos, muy lejos… Y poquito a poco, pues, con un grandísimo equipo, salió muy bonita y con mucho amor ha salido una peli preciosa.

Usted en su vida…

¡Llámame “tú”!

¿Cómo has vivido el hecho de irte lejos de casa?

Cuando me fui de jovencita, lo tenía todo preparado. Antiguamente en España las mujeres, como decir, hacían una cosa que se llama “ajuar”. Preparar las sábanas, prepararlo todo para cuando se casaran. Pues yo lo tenía todo preparado para independizarme: tenía las sartenes, las cosas de cocina, tenía tantas ganas de ser independiente desde muy pequeña que empecé a hacer casa y dibujaba mi casa imaginaria. Y con el primer sueldo de teatro, me largué. Tenía muchísimas ganas de tener mi propio espacio.

Entonces, ¿se fue muy lejos de casa?

Bueno, lejos tampoco, me fui a Madrid, pero… independiente.

A mí me gusta interpretar los personajes segundarios. ¿Pero no piensa que es más interesante interpretar un papel segundario?

Da igual, o sea si está bien escrito y hay un buen director, da igual que sea corto, largo, da igual… No importan en el cine.  Siempre lo más importante es la película o eso, es lo que pienso.

¿Y tienes proyectos?

¡Grabar en Francia! (risas) ¡Estoy muy contenta! Normalmente empiezo a grabar el corto, este con Adele, en diciembre. Y al año que viene empiezo, voy a hacer una comedia francesa, bueno hay cosas allí. Se dice mucho que hasta que no firmes, es que no he firmado, no digo ni título ni nada. Pero te doy pistas así: es una comedia francesa y hay otro proyecto que no es una comedia. ¡Estoy contenta!

También teníamos una pregunta sobre Pedro Almodóvar, ¿Cómo te encontraste con él?

Lola Dueñas – Fue muy bonito, fue precioso. Porque yo como todas las actrices que no son tontas lo deseaba mucho claro. (risas) Y entonces yo hice una película en España que se llama Piedras, que fue la primera peli de Ramón Salazar, que si no la habéis visto os la recomiendo. Es maravillosa esta peli, él es un director maravilloso. Pedro vio Piedras, y yo era muy jovencita. Estaba en mi casa, suena el timbre y recibo un ramo de flores así y una nota de él. Imagínate yo, ¿sabes? Me puse a chillar, a saltar como una loca y allí empezó todo. Porque yo había hecho Hable con ella ya con él, pero yo decía solo “hola” y “adiós”. Luego recibo las flores y ya luego vino Volver y Los abrazos rotos y La del avión

¿No es un poco impresionante desempeñar en una peli con un director tan famoso?

Impresiona él. Lo que pasa es que me encanta estar cerca de él y que me dirija. Pero es verdad que impresiona. Me pasó un día una cosa preciosa: ya en el avión, o sea ya había rodado con él; de repente, al verle tan cerca dirigiéndome, fue como si de repente me diese cuenta en ese momento de que al final había cumplido mi sueño y que era actriz, lo que había querido desde pequeña. Pero fue como, por su sola presencia, dije “¡ah!”, sabes, como casi una espectadora. Dije: “ah, dios mío, que al final he sido actriz”. Es muy bonito lo que pasó con él.

¿Siempre ha querido ser actriz?

 ¡Sí!

¿Cómo le vino la idea de ser actriz?

Mi padre era actor y sobre todo el teatro, que desde pequeña estoy viendo teatro, desde el chupete.

Marina Giraud y Martin Bleyra

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s